jueves, 6 de febrero de 2014


06.02.2014

 DESCUBRIMIENTOS Y AMISTAD

Una de las cosas que más me gusta hacer, es poder pasear con mi hijo y sus amigos por un bosque. Observar sus caras de asombro cuando la Naturaleza se muestra ante ellos, haciéndoles partícipes de su grandeza e involucrándoles en la misma.

Es en esos momentos cuando, el descubrimiento de  un nido, de unas huellas de animales, escuchar el sonido de los pájaros, trepar por una roca, conseguir un palo que se transforma en espada o conocer una planta nueva, se convierte en todo un acontecimiento, y ellos se sienten como auténticos exploradores, ansiosos por descubrir cada vez más y más cosas, con la mirada iluminada de auténtica curiosidad y abiertos a lo que la Naturaleza les puede enseñar.

Y es en esos momentos cuando su amistad se refuerza al compartir tales hallazgos, cuando se muestran más libres y más niños que nunca. Cuando en definitiva conectan con su esencia… aquella que no deberán perder nunca.
 






“No hay siete maravillas del mundo a los ojos de un niño. Hay siete millones de maravillas"
Walt Streightiff


 

 

 

 

 



1 comentario: